Doble ciudadanía: la respuesta a todas tus preguntas.

Ser ciudadano de más de un país tiene muchas ventajas y alguna desventaja. Sin embargo, no todos los países tienen las mismas leyes con respeto al tema. Así que no es lo mismo tener doble nacionalidad con Estados Unidos que con Canadá, ni se solicita de la misma manera. Si tienes alguna duda en propósito, este es tu artículo.

¿Qué es la doble ciudadanía?

Tener doble ciudadanía significa ser ciudadano de dos países al mismo tiempo. Se tienen, por tanto, los derechos y las obligaciones que implican las dos ciudadanías. Por otro lado, no es posible estar sujetos a las leyes de dos países contemporáneamente, así que a la hora de tener que juzgar al ciudadano se consideran las que están vigentes en el país de domicilio.  

¿Todos los países europeos permiten doble ciudadanía?

No. España, por ejemplo, permite la doble ciudadanía a los ciudadano de América latina, Filipinas, Andorra, Guinea Ecuatorial y Portugal. No obstante, no tiene convenio con los demás países, cuyos ciudadanos al solicitar la nacionalidad Española pierden automáticamente la otra. Lo mismo pasa en Alemania, Bélgica y Holanda. En la mayoría de los países europeos se aplica el ius sanguinis, que hace que todos los hijos adquieran la nacionalidad del padre y de la madre. En los casos en los que no sea permitida la doble nacionalidad, los hijos tendrán que elegir una de las dos ciudadanías una vez alcanzada la mayoría de edad. Por otro lado, hay países europeos donde no hay restricción con respeto a las nacionalidades que puede adquirir el ciudadano. Es más, en Francia se otorga la ciudadanía según el concepto de ius solis, es decir que el único requisito es haber nacido en territorio francés, independientemente de la nacionalidad de los padres.  

¿Qué ventajas tiene tener doble ciudadanía?

Principalmente más libertad a la hora de moverse entre diferentes países, gracias al doble pasaporte. También se tiene más facilidad en encontrar trabajo o en pedir residencia. En resumen, se agilizan todos los procedimientos burocráticos.  

¿Qué desventajas tiene tener doble ciudadanía?

Ser ciudadano comporta tantos derechos que obligaciones, por tanto tener doble ciudadanía implica responsabilidades hacía ambos países. Si, por ejemplo, tienes ciudadanía estadounidense aseguras servir el país en caso de necesidad. Sin ir tan lejos, un ciudadano español tiene la obligación de cumplir como miembro de mesa durante las elecciones si sale elegido y al no tener mucho cuidado con las comunicaciones del domicilio podría ser un problema acudir si vives en México. Otra importante desventaja es el doble pago de impuestos.  

¿Cómo puedo obtener la nacionalidad española?

Como ya se ha dicho, al tener al menos uno de los padres con nacionalidad española esta se transmite automáticamente al hijo. En el caso de doble nacionalidad, una vez alcanzada la mayoría de edad el joven tendrá que comunicar cuál de las dos elige a menos que España tenga convenio con el país de la otra ciudadanía.  

Es posible también solicitar la ciudadanía por residencia, cuando se da el caso de haber vivido el España durante los diez años anteriores a la solicitud y de haber aprobado los exámenes CCSE y DELE del Instituto Cervantes para demonstrar conocimientos tanto constitucionales y socioculturales que del idioma español.

El periodo de diez años se reduce a cinco para las personas que tengan condición de refugiado, a dos para los ciudadanos de los países que tienen convenio con España y a uno por matrimonio.